Lavado intensivo y mantenimiento especial de colectores de recogida selectiva.

Esta operación de lavado intensivo y mantenimiento especial de colectores se lleva a cabo con el objeto de realizar una limpieza en profundidad de los colectores instalados en la calle, eliminando los pequeños restos de residuos e incrustaciones, pintadas, etc., que no es posible eliminar mediante el lavado «in situ».

Esta operación consiste en la sustitución de los colectores que se encuentran sucios en la vía pública por otros que se encuentran en perfectas condiciones de limpieza y mantenimiento.

Una vez sustituidos los colectores sucios, estos son depositados en nuestro parque central y mediante el uso de un equipo hidrolimpiador a presión, productos detergentes, desengrasantes, decapantes, etc., se realiza el lavado intensivo de colectores. Finalizada esta operación, se procede, si fuera necesario a la reparación o sustitución de las piezas averiadas. Una vez hecho esto, el colector pasa al almacén, donde permanece hasta que sea necesario su uso.