Reciclar para evitar la emisión de sustancias contaminantes al aire

Clasificación / Reciclado





Envases de plástico

Para poder reciclar los envases ligeros plásticos es necesario clasificarlos de forma manual, en los siguientes tipos:

  • Polietileto de alta densidad – PEAD: (Botellas de suavizante, champú, limpiadores,…)
  • Polietileno de baja densidade – PEBD: (Bolsas y film)
  • PET: (Botellas de agua, botellas de refresco, …).
  • Plástico mezcla. (El resto)

Ver el proceso gráfico

Una vez recuperados, los residuos son embalados según las especificaciones técnicas indicadas por Ecoembes, para su posterior envío a las plantas de acondicionamiento y reciclaje que con anterioridad haya indicado Ecoembes.

Utilidades de los envases plásticos recuperados.

A partir de los envases de PEAD, se vuelve a fabricar botellas de detergente, tuberías, sacos,…

El PET recuperado se utiliza como relleno (Fibras de Poliéster) para sacos de dormir, anoraks, se hace fleje para sujetar balas, palets, envases para productos no alimentarios como detergente líquido, productos de higiene corporal.

El PEDB seleccionado se utiliza para fabricar nuevas bolsas de plástico, mobiliario urbano, vallas, tuberías,…

Latas

Los envases metálicos, ya sean de hojalata o de aluminio son seleccionados mecánicamente mediante electroimán y corrientes de Foucault respectivamente.

Ver el proceso gráfico

Posteriormente se prensan y se envían a las plantas de acondicionamiento y reciclaje que con anterioridad haya indicado Ecoembes.
Los fardos de hojalata son llevados a fundición. Allí son triturados, se eliminan las impurezas en una criba y se convierten en chatarra de buena calidad, materia prima indispensable para la fabricación del nuevo acero.

Existen en la actualidad hornos eléctricos que producen acero nuevo sólo a partir de chatarra. Una vez obtenida la bobina de hojalata, ésta se envía a las diferentes fábricas de envases metálicos para que le den la forma deseada según el uso que vaya a tener.

El reciclado de los envases de aluminio es muy sencillo. Una vez separados se trituran, se compactan y se vuelven a refundir, obteniendo una serie de placas de aluminio listas para volver a fabricar nuevos envases o productos de aluminio.

Bricks

Una vez seleccionados en la planta, bien de forma manual o mediante un sistema de corrientes de Foucault se prensan y se envían a las plantas de acondicionamiento y reciclaje que con anterioridad haya indicado Ecoembes.

Ver el proceso gráfico

El destino final de estos residuos suelen ser las papeleras que, mediante procesos de hidrapulpado consiguen separar las fibras de papel del resto, y obtener pasta de papel para volver a fabricar bolsas de cartón, sacos de papel, mandriles de cartón, cartoncillo para cajas y estuches,… El polietileno y el aluminio se suele utilizar como fuente de energía para las máquinas de repulpado.

Vidrio

Ver el proceso gráfico

El proceso de reciclaje del vidrio es muy sencillo. En primer lugar, los botes y botellas recogidos, se envían a las fábricas vidrieras en donde se trituran y se lavan, separando además todos los materiales indeseados que no son vidrio (tapones, papeles, plásticos,…). Este vidrio limpio y triturado y sin impurezas (llamado CALCÍN) puede introducirse en el horno junto con la mezcla de materias primas tradicionales, reduciendo la cantidad de estas últimas, para lograr como resultado final los nuevos envases de vidrio.

Papel y cartón

El reciclaje de papel simplemente consiste en invertir el proceso de fabricación, humedeciendo la celulosa y agitándola de forma que las fibras se separen y puedan ser reconstruidas.

Ver el proceso gráfico

El papel y cartón se recolectan, se separan y, posteriormente, se mezclan con agua para ser convertidos en pulpa. Una vez obtenida la pulpa de celulosa, se inicia el acondicionamiento de la pasta para el proceso de fabricación, vertiéndola en un aparato llamado Pulper (similar a una gran batidora). Se trata de una gran cuba en cuyo interior se encuentra una gran hélice donde se mezcla el agua con la pasta de papel. Se inicia el proceso de refino, que le confiere a la pasta mayor resistencia y menor opacidad y porosidad. Se deja reposar la pasta un tiempo y se introduce en una máquina que, mediante diferentes procesos de secado y prensado, la convertirá en papel. El papel fabricado se enrolla en bovinas.

La fabricación de cada tipo de papel/cartón (para cajas, para periódicos, para escritura, etc.) requiere una materia prima distinta (madera y/o diferentes tipos de papel/cartón usado recuperado) y un proceso industrial diferente.

Utilidades del papel/cartón recuperado.
Se utiliza para la fabricación de diversos papeles y cartones, especialmente cartulinas, papeles, cartoncillos, papeles de Kraft, papeles de impresión o higiénicos, etc…
La pulpa de baja calidad se utiliza para fabricar cartón para cajas.

Pilas usadas

Las pilas depositadas en los contenedores especificos, son recogidas y enviadas a gestor autorizado para su tratamiento correspondiente.